Gracias por Visitarnos.

Te agradezco mucho, en nombre de nuestro ministerio el que hayas dedicado un tiempo para visitar nuestro sitio. Es nuestro deseo que los temas aquí tratados, sean de provecho para tí y los tuyos. DIOS te colme de gracia, paz y bendiciones, junto a tus seres queridos.


Gracias y vuelve pronto. DIOS te bendiga.



jueves, 8 de agosto de 2013

Reflejando a CRISTO.

Mensaje del Día: Jueves, 08 de Agosto de 2013
Citas Bíblicas:
    * Lucas 7:34-48
La verdad es que los seres humanos somos tan ligeros a la hora de evaluar los hechos ajenos.  Somos tan rápidos para juzgar todo lo que los demás hacen, olvidándonos de que cuando posicionas tu mano para señalar al hermano, hay un dedo que apunta a él, pero el resto apunta hacia ti.

JESÚS hoy nos da una gran enseñanza de cómo debemos proceder frente a personas de las que estamos seguros que son pecadores.  No olvides que tú y yo pecamos a cada momento, aun siendo nosotros creyentes y haber confesado a CRISTO como nuestro Mesías y Salvador personal.  Y si debemos ser imitadores de DIOS, en Su Manifestación Perfecta en la persona de JESÚS, debemos procurar entonces no juzgar, porque DIOS no nos trata conforme a nuestras malas acciones sino conforme a Su Corazón Infinitamente Amoroso y Compasivo.

Cuando nos postramos arrepentidos a los Pies del Maestro y derramamos nuestras lágrimas fruto de un corazón verdaderamente quebrantado y arrepentido, ÉL nos conforta, nos anima, nos redime y nos da una nueva vida en ÉL, para que a partir de ese momento, nos vayamos convirtiendo en Reflejo Suyo mientras morimos a nuestra realidad personal, siempre tan egoísta y pecadora.

Por eso hoy te digo: “No juzgues a los pecadores (ni sus pecados), más bien conviértete en el reflejo del amor de JESÚS  en sus vidas y ten compasión de ellos, así los atraerás a los pies del Maestro y serán redimidos y perdonados por ÉL.  En Su Infinito Amor y por Su Preciosa Sangre, serán redimidos y salvados.  Refleja a CRISTO y no juzgues.

Paz y Bendiciones.

Juan Graciano (FIFOG)
Guardián de La Palabra

3 comentarios:

Lcda. Ana Iris De La Cruz dijo...

Hola...!Profesor.

Una palabra que tenemos que llevar presente siempre y aprender a:no juzgar a las personas que sentimos o vemos que son pecadores, por que todos los somos,entiendo que debemos ser fiel a Dios padre, él no elimina, ni rechaza a nadie, al contrario nos perdona, nos protege, nos llena de fe y nos conforta, somos muchas veces temibles a él, otros no, el que se provee de alguna cosa INCORRECTA, teme a Dios. Amen!Debemos ser justo y hacer las cosas de acuerdo a la voluntad de nuestro padre, llenando nuestros corazones de amor, llevando el ejemplo, siempre dando las gracias a el cada día en todo momento, rogando por cada una de esas personas que necesitan de una palabra al menos para llenarlos de bondad, entendimiento, fe, felicidad, serenidad,armonía y gozo, en el nombre del señor,y recordar que todos somos hermanos. Amén.....!

Anónimo dijo...

Muy cierto lo que dice este mensaje, somos muy dados a juzgar a los demás, pero el mismo Dios a quién le corresponde juzgarnos, nos dice mira primero la viga que tienes en tu ojo, antes de mirar la paja del ojo ajeno. También el pasaje de la mujer adultera que le dice a los que la juzgaban y condenaban “Quién este libre de pecado que tire la primera piedra. Me parece que primero debemos de mirarnos nosotros mismos, hacernos un auto examen y luego nos daremos cuenta que no es a nosotros a quién le corresponde juzgar a los demás.


Salustiana Peña.

Salustiana Peña dijo...

Muy cierto lo que dice este mensaje, somos muy dados a juzgar a los demás, pero el mismo Dios a quién le corresponde juzgarnos, nos dice mira primero la viga que tienes en tu ojo, antes de mirar la paja del ojo ajeno. También el pasaje de la mujer adultera que le dice a los que la juzgaban y condenaban “Quién este libre de pecado que tire la primera piedra. Me parece que primero debemos de mirarnos nosotros mismos, hacernos un auto examen y luego nos daremos cuenta que no es a nosotros a quién le corresponde juzgar a los demás.


Salustiana Peña.